jueves, 20 de diciembre de 2012

Lo pequeño es insoportable



Las ciudades pequeñas, es lo que tienen, son pequeñas. Al comercio, se le llama pequeño comercio, a las empresas se las llama pymes. Las asociaciones y los colectivos sociales los forman, generalmente unos pocos. La oferta cultural es reducida. A las manifestaciones y concentraciones vamos cuatro. En ocasiones lo pequeño, se vuelve insoportable.

Pero tenemos grandes cosas; una tasa de desempleo del 23%, un alto porcentaje de jóvenes que salen huyendo de la ciudad en busca de trabajo, un incremento constante del cierre de empresas,... Eso sí, gozamos de una excelente calidad de vida.

La semana pasada conocíamos algunos datos del Plan Estratégico de Palencia (2012-2020). En una de las últimas fases del estudio, se han llevado a cabo quinientas encuestas telefónicas. Los resultados ponen de manifiesto que Palencia es una ciudad tranquila, donde prima la calidad de vida, es accesible, tiene zonas verdes y patrimonio cultural. En definitiva, nuestra ciudad es un remanso de paz, como decía el eslogan publicitario.

Aquí, nos sale la calidad de vida por las orejas: Somos pocos, claro. Una ciudad que se sostiene, principalmente, de las pensiones de los jubilados, la nómina de los funcionarios y los salarios de los trabajadores de Fasa Renault. Tres patas, de las cuales dos, han empezado a tambalearse.

En los últimos meses, tanto a los jubilados como a los funcionarios, el gobierno les han tocado lo suyo. En cambio, en lo relacionado con Fasa Renault todo son buenas noticias, tienen previsto crear 1.300 puestos de trabajo, entre 2014 y 2016, ¿tratarán de compensar algo con todo esto?, ¿qué calidad y duración tendrán esos empleos?, ¿cómo serán los salarios?, y otra más; con la situación económica del país, ¿quién se va a comprar un coche?. ¿Estaremos ante una burbuja automovilística?.

Cuando hablamos de calidad de vida, tendríamos que delimitar muy bien de que estamos hablando. Considero que esta debe venir siempre acompañada de empleo y oportunidades, y a día de hoy, Palencia no ofrece ninguna. Creo que pagamos un excesivo cánon por esa calidad de vida.

Sres. políticos, por favor, dejen de vendernos la moto y contribuyan de forma eficaz a la generación de empleo. Esto es lo que realmente nos importa e interesa a la ciudadanía. Palencia lleva tocando fondo unos cuantos años. Todos Uds. saben que el tejido industrial, brilla por su ausencia. Si la estrategia política es seguir siendo una ciudad de servicios, sostenible con las pensiones, el funcionariado y la factoría Fasa Renault, vamos por muy mal camino.

Emitido el día 20 de diciembre de 2012, en el programa "Hoy por hoy",
en @SERpalencia