jueves, 18 de abril de 2013

Ahora es demasiado tarde, princesa



Ahora es demasiado tarde, princesa. De nada sirvió la rueda de prensa para dar explicaciones que nadie creyó. El error ya lo has cometido, ¿qué hubiera pasado si no sale a la luz pública?. Todo esto suena a lo mismo de siempre.

Princesa, nadie entiende, y más en estos tiempos, que nos sigáis tomando el pelo. No nos creemos nada. Fue una ‘extraña’ casualidad que el funcionario se equivocase precisamente contigo, con tu expediente. Sonaba un poco raro, ¿verdad?. Ahora sabemos que las princesas mentís para lavar vuestra cara dura.

Princesa, la semana pasada delante de aquellos micrófonos, tiraste el balón fuera. No quisiste asumir la responsabilidad de tu ‘resbalón’ y echaste la culpa a otros. Deberías haberte mostrado más humilde. Haber pedido disculpas, renunciar a tu acta de concejal y desaparecer. Compañeros de tu partido, por acciones mucho más graves que lo que tú has hecho, ni se han inmutado, por qué lo ibas hacer tú, ¿verdad?.

Percibo con indignación, que cuando escucháis la palabra dimisión os venís arriba. Con esto nos mostráis vuestro verdadero rostro. Proyectáis soberbia, arrogancia, orgullo,… que suena a tiempos que habíamos superado. Tiempos pasados que estáis convirtiendo todos los días en presente.

Princesa, metiste la pata hasta el fondo y ahora no puedes desprenderte el fango, ¿sabes por qué?, porque afortunadamente, el lodazal es cada vez es más denso y viscoso. Absorbe con más fuerza.

Una gran parte de la ciudadanía todavía seguimos creyendo en la actuación ética y ejemplar de aquellos que ejercéis un cargo público, pero este tipo de comportamientos nos hacen descreer de la política, de los políticos, en definitiva, de un sistema,… que muchos estáis contaminado y lo volvéis irrespirable. Vosotros lo seguís llamando democracia.

Princesa, te lo digo en serio, creo que lo mejor que puedes hacer es dimitir. Serás de las primeras y por lo tanto, un ejemplo para tu partido. Con este acto, quizás, podrías reconciliarte con la ciudadanía, ¿o no?. No lo podemos saber.

Ese gesto, por tu parte, nos ayudaría a creer en esa transparencia que tanto pregonáis. No sé sí lo sabrás, pero estamos muy cansados de aguantar la desvergüenza e impunidad de una parte de la clase política que representáis. Agotados de escuchar todos los días mentiras. Estamos hartos de soportar continuamente que os riais de nosotros. Ahora, ¿quién debe pedir disculpas a quién?, estamos esperando.

Emitido el día 18 de abril de marzo de 2013, en el programa "Hoy por hoy",
en @SERpalencia