jueves, 5 de enero de 2012

Feliz 2012, si nos dejan, … claro.

Acabamos 2011 conociendo que los mayas tienen marcado en su calendario el 21 de diciembre de 2012, como el día en el que se juntarán cielo e infierno y se producirá la gran hecatombe, o sea, el fin del mundo. Además, aprendimos de boca de ‘Don Mariano’ en el discurso de investidura, que no se iban a subir los impuestos y que se pondrían en marcha “unas políticas económicas, como Dios manda y sin recortes sociales”

Tomando como referencia estos dos acontecimientos, podríamos denominar el 2012, como el ‘Año del Apocalipsis’ o también el ‘Año Mariano’.

Ya que estamos en un día caracterizado por frases del tipo: “me lo voy a pedir…” o “me van a traer…”. Me gustaría, en este recién inaugurado ‘Año Mariano’, hacer algunas peticiones a los que gobiernan, a todos los niveles, con el objeto de recordarlos que sus decisiones nos afectan directamente. Los ciudadanos percibimos un grave problema de amnesia de los políticos, cuando llegan al poder y tienen que desplegar “sus promesas” electorales.

Ahí va la primera petición:

1.  Que se dejen el alma, si es que existe, en que las más de cinco millones de personas que no tienen trabajo en nuestro país, lo tengan. Y si no son capaces de conseguir este objetivo, que dimitan y dejen paso a otros. No queremos escuchar argumentos como;… que si las condiciones del mercado…, que si las políticas europeas,…Esto no, por favor. De momento nos están demostrando, que las medidas más sencillas de aplicar son la subida de los impuestos directos y el tijeretazo en los derechos sociales. Todavía no nos ha dicho como van a generar empleo, a lo mejor, es que lo del empleo va a ser que tiene su complicación. El desempleo es un asunto de Estado, y por lo tanto una prioridad absoluta para cualquier dirigente que se precie.

2.  Que no nos sigan diciendo que durante estos años atrás, hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y que ahora estamos pagando las consecuencias. Los ciudadanos no hemos sido los responsables de generar esta crisis económica y por lo tanto, no somos los que la tenemos que cargar a nuestras espaldas.

3.  Que no sigan echando la culpa al vecino. Esto es muy feo y, además, políticamente incorrecto. Estamos cansados de escuchar la misma canción.

4.  Que aquellos que han metido o sigan metiendo la mano en la caja común, devuelvan hasta el último céntimo y paguen por abusar y aprovecharse de su situación de poder.

5.  Que los gobernantes reconozcan que para reducir el déficit público, van a aplicar políticas que tienen como objetivo prioritario, cercenar derechos sociales; como por ejemplo: la congelación del salario mínimo, el cierre “cautelar” de la renta de emancipación juvenil, la paralización de la ley de dependencia y el retraso de la entrada en vigor del permiso de paternidad.

6.  Que nos expliquen porque van a esperar a marzo a subir el IVA, si ya lo tienen decidido.

7.  Que no mientan y reconozcan públicamente que muchos jóvenes palentinos emigran a Cantabria, a Madrid, o incluso al extranjero, porque en esta ciudad, no existen posibilidades ni oportunidades reales de encontrar un empleo digno.

Y una reflexión para finalizar esta particular carta, no se puede dar confianza a los mercados y arrancársela a los ciudadanos.

Feliz 2012, si nos dejan, … claro.

Emitido el día 5 de enero de 2012, en el programa "Hoy por hoy" de la Cadena SER Palencia.