jueves, 16 de febrero de 2012

La reforma laboral


Hoy quería comenzar con una máxima de Paulo Freire, gran pedagogo y referente importante para todos aquellos que amamos la Educación Social. Es una frase que viene “al pelo” ante la situación por la que estamos pasando en estos momentos, ahí va: la afirmación "las cosas son así porque no pueden ser de otra manera" es uno de los muchos medios con los que los dominantes intentan abortar la resistencia de los dominados.

Terminamos la semana pasada enterándonos de las medidas que modifican las reglas de juego de las relaciones laborales. Una reforma que vulnera los derechos sociales y laborales conseguidos en nuestro país en los últimos treinta años. Una reforma que se pasa por el arco del triunfo la negociación colectiva, una reforma que pisotea brutalmente a la clase trabajadora, una reforma que ataca brutalmente a los que nos somos responsables de haber provocado la crisis financiera.

La parte más oscura y subterránea de los mensajes publicitarios de la campaña electoral del PP, están viendo la luz poco a poco. En muy pocas semanas hemos visto como suben el IRPF, congelan el salario mínimo, facilitan y abaratan el despido, reducen los sueldos,… en definitiva, estamos siendo espectadores y protagonistas de cómo se puede desmantelar y demoler el estado del bienestar, en pocas semanas. Peor imposible. Ante esto, me pregunto ¿Por qué no se aborda con la misma intensidad la reforma del sistema financiero?.

Lo que más me sorprende, es que no se les caiga la cara de vergüenza, ya que hace unos meses se les llenaba la boca, de que la prioridad más absoluta era la generación de empleo y la reducción de la tasa de desempleo. Pues, que me digan dónde está el truco, porque lo único que provocaran estas medidas será el incremento de los despidos, aumento del número de personas paradas y precarización del mercado de trabajo, vamos, todo lo contrario de lo que pretenden conseguir.


Por otra parte, durante los últimos meses hemos oído hasta la saciedad que debe reactivarse el consumo de las familias, ante esta situación me pregunto, ¿Quien está en condiciones de consumir con este panorama?. Con mis pocas nociones de macroeconomía, llego a la conclusión de que las familias tratarán de evitar y reducir el gasto todo lo que puedan.

Sinceramente, no sé que se pretende conseguir con todo esto, nos han estado ‘vendiendo la moto’ de que tenemos que apretarnos el cinturón, y lo que verdaderamente nos están apretando, es la soga que nos han puesto en el cuello.

Mientras escucho a Merkel que alaba la reforma llevada a cabo por Rajoy y la pone de ejemplo, pienso: ¿Cómo explicaré a mis hijos todo lo que está pasando?.

Emitido el día 16 de febrero de 2012, en el programa "Hoy por hoy" de la Cadena SER Palencia.