jueves, 25 de abril de 2013

Malditos titulares, titulares malditos



Nos les descubriré nada nuevo si les digo que los medios de comunicación social son los grandes generadores de opinión. La información que difunden esta aderezada de tanta subjetividad, manipulación, mentiras, parcialidad, maquillaje,… que no llegamos a saber lo que es realmente verdad. Este es el negocio. Tienen tanto poder que configuran imaginarios sociales y estos a su vez, nuevas realidades. En torno a esto se construyen corrientes de opinión que manipulan nuestra de forma de pensar, actuar, votar,… Y si a esto, añadimos la influencia de las redes sociales, nos encontramos con que la realidad se nos muestra en forma de titular que no pasa de 140 caracteres como un tweet de Twitter.

Los dos grandes partidos tienen enormes maquinarias para la creación y difusión de mensajes, y donde los lobbies empresariales y económicos también ejercen su poderío. No es nuevo que la agenda informativa esta controlada por estas corporaciones que deciden a su antojo, lo que es y no es noticia.

Desde el minuto uno que comienza su mandato, su mayor preocupación es ganar las próximas elecciones. Esto se hace para intentar ganar el mayor tiempo posible. Generando mensajes convertidos en titulares ocurrentes, que mantienen distraída a la audiencia.

Les expondré algunos ejemplos que demuestran esta tesis y que proceden de representantes del partido que gobierna. Cómo interpretan uds. que un ministro diga que se ducha con agua fría para ahorrar. O que Mariloli manifieste que algunos ciudadanos no comen porque es más importante pagar la hipoteca; o que los escraches son nazismo puro; o que se hizo una indemnización en diferido en forma de simulación,… Así, podríamos estar toda la mañana. De todas las maneras, ustedes no perciben que con esta estafa llamada crisis, se han incrementado los niveles de contar chorradas, ¿por qué será?.

Como podemos comprobar, no se abordan los asuntos más preocupantes para la ciudadanía en estos momentos, como son: qué respuestas se dan al grave problema del desempleo o los efectos perversos de los constantes recortes en educación, sanidad y servicios sociales, …

Las técnicas de entretenimiento y distracción, que les describía anteriormente, tienen tanto poder que mediatizan la mayoría de los contenidos informativos de prensa, radio y televisión.

Nos muestran una realidad que no es. Mientras tanto van ganando tiempo hasta las próximas elecciones. Esta sarta de ocurrencias genera debates y enfrentamientos en la opinión pública. No hay más que ver la televisión los sábados por la noche, donde dos cadenas han optado por la formula de programas-debate, donde tertulianos construyen discursos absurdos que no aportan absolutamente nada. Tertulianos que se encuentra frente a frente para defender posturas antagónicas. Tertulianos que no se escuchan entre sí y destaca el que más grita.

Esto forma parte del llamado ‘circo mediático’, que ayuda al partido que gobierna, a seguir ganando tiempo, sin abordar con rigor y seriedad, la agenda que preocupa a la ciudadanía. Todo esto es absurdo, se mire por donde se mire.

Ya sabe, si usted se deja manipular, es cosa suya. Recuerde que la verdadera revolución comenzará el día que los ciudadanos lancemos la televisión por las ventanas.

Emitido el día 25 de abril de marzo de 2013, en el programa "Hoy por hoy",
en @SERpalencia