jueves, 19 de septiembre de 2013

Vivir de nuestros impuestos


Hasta la saciedad hemos escuchado el mantra: 'hemos vivido por encima de nuestras posibilidades'. Hartos de esta frase, ya hemos identificado a los verdaderos vividores: banqueros, directivos de grandes compañías, políticos corruptos,... Mucho se ha escrito sobre este asunto y no me detendré en ello. Hoy les daré mi opinión de aquellos que 'viven de nuestros impuestos'.

Todos Uds. saben que son tres los diputados nacionales que representan a Palencia en el Congreso de los Diputados, la Sra. Sánchez y el Sr. Martín por el PP y el Sr. Villarrubia por el PSOE.

El Sr. Martín, recién nombrado, decía lo siguiente en una entrevista publicada en enero de 2012, en un periódico local: “Antes trabajé por Palencia desde Palencia, ahora lo haré desde Madrid”. Añadía que le hacía mucha ilusión formar parte de “un gobierno que iba a dar solución a los problemas que tienen los españoles” y afirmaba que su intención era “trabajar todo lo posible por Palencia y su provincia”. Vamos que se ‘iba a partir el pecho’ por todos los palentinos y todas las palentinas.

La última aparición pública del Sr. Martín fue el pasado lunes 16 de septiembre, junto a la Sra. Sánchez. A ambos se les llenaba la boca para defender las bondades del recorte de 33.000 millones de euros, en el sistema público de pensiones. Como es habitual y haciendo todo lo contrario a un ejercicio de transparencia, no dieron ninguna explicación del trabajo que ambos realizan en el Congreso por defender los intereses de la ciudad y provincia.

Esta situación me plantea la necesidad de realizar un breve análisis y un ejercicio de sentido común. Para ello les lanzo la siguiente cuestión: ¿Cuánto nos cuesta que un diputado nacional ‘defienda’ los intereses de los palentinos en Madrid?. Ahora que la casta política traduce todo a datos económicos y a productividad, a mí se me antoja hacer hoy lo mismo con el trabajo que realizan los diputados en el Congreso.

Para saber de qué estamos hablando (los datos detallados los podrán encontrar sin dificultad en internet) diremos que los ‘diputados rasos’ se me meten en el bolsillo, mensualmente, entre sueldo, dietas, desplazamiento,… entre 5.000 € y 6.000 €.

A punto de cumplirse dos años de su ‘labor’ en el Congreso, defendiendo los intereses de su clan, nos encontramos con algunas informaciones que nos ponen de muy mala leche. Por una parte las apariciones públicas de Martín y Sánchez, para dar explicaciones de su trabajo en el Congreso son más bien escasas y casi inexistentes, y por otra, si echamos un vistazo a la página web del Congreso comprobamos que su trabajo en la Cámara se resume en haber presentado, conjuntamente, nueve preguntas escritas, en junio de 2012. Y en el caso de Sánchez, la realización de cuatro intervenciones parlamentarias: tres en 2012 y una en 2013. ¿Y si calculamos la productividad?, ¿qué pasaría si dividimos su sueldo entre su actividad parlamentaria?. Hagan la cuenta y verán cómo se les queda el cuerpo.

Con estos datos, cada uno es libre de sacar las conclusiones que considere, faltaría más, pero sinceramente, que quiere que les diga, esto me parece una auténtica barbaridad y una tomadura de pelo, más y cuando, miles de familias las están pasando canutas por culpa de unos bandoleros que no cesan en su estrategia de demoler la educación, la sanidad y los servicios sociales públicos.

Pero seamos serios, el asunto fundamental no es si ganan mucho o poco, sino si realmente se merecen ese sueldo. Una mayoría de los diputados carecen de experiencia profesional en el sector privado y, a la luz de las opiniones de algunos expertos, la formación media de los políticos les impediría disfrutar de semejantes salarios en la empresa privada.

Llegados a este punto, somos los ciudadanos los que tenemos que decidir si este modelo insostenible es el que queremos y necesitamos. La venda ya nos la hemos quitado y ahora es el momento de actuar para cambiar este sistema.

Emitido el día 19 de septiembre de 2013, en el programa
"Hoy por hoy", en @SERpalencia