jueves, 6 de marzo de 2014

Descuideros



El descuidero es aquel que roba aprovechando la distracción de su víctima. Actúa con sigilo, observa su objetivo con discreción y con mucho arte te birla la cartera. Cuando te quieres dar cuenta ya es demasiado tarde. Se camufla entre el gentío y desaparece. La víctima tardará algunos minutos en percatarse. Cuando mete la mano en el bolso no encontrará nada.

Pues esto mismo nos ha pasado a miles de ciudadanos del 2002 al 2011. El Estado, actuando como un descuidero, nos ha robado cerca de 13.000 millones de euros. Esta vez, la estafa se llama ‘céntimo sanitario’.

Como Uds. recordarán el ‘céntimo sanitario’ era aquella tasa que los conductores españoles teníamos que pagar de forma obligatoria por repostar. La semana pasada el Tribunal de Justicia de la Unión Europea lo declaró ilegal, ya que vulnera la legislación comunitaria en materia de impuestos y condena al Estado Español a su devolución. Este mismo Tribunal ya señaló en 2000 la ilegalidad de este impuesto y en 2001 la Comisión Europea advirtió a nuestro país que el ‘céntimo sanitario’ era contrario al derecho.

Por aquel entonces, hipnotizados con el ‘España va bien’ dos ‘superdotados’ de la política neoliberal: Aznar y Montoro se pasaron los informes del Tribunal y de la Comisión por el arco del triunfo.

Aunque la sentencia abre la puerta a la devolución. De los 13.000 millones de euros, 4.000 ya han prescrito y solamente se podrán llegar a reclamar unos 2.300, por lo que el Estado se habría embolsado de manera ilegal cerca de 10.000 millones de euros.

El ‘céntimo sanitario’ se implantó para financiar las nuevas competencias sanitarias que se habían transferido a las Comunidades Autónomas. Esto no ha sido así, ya que al ser un ingreso no finalista de la comunidad autónoma, está lo aplica en lo que la interesa.

En los dos primeros años de su aplicación, su coste oscilaba entre 1 y 2,4 céntimos por litro de carburante. En Castilla y León fuimos los más ‘listos’ y hemos llegando a pagar 4,8 céntimos por litro. Esto ha supuesto, que entre 2002 y 2012, la Junta de Castilla y León haya recaudado ilegalmente más de 900 millones de euros.

Del Olmo (Consejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León) se ha metido en la trinchera y ha manifestado que este impuesto figuraba en el lote de medidas para la financiación autonómica aprobado por las Cortes Generales. Como pueden observar, el PP de Castilla y León afronta con valentía este asunto y legitima este atraco a la ciudadanía con ‘La culpa no es mía’.

Decía el filosofo Anaxágoras que: ‘si me engañas una vez, tuya es la culpa. Si me engañas dos, la culpa es mía’.

Ya hemos perdido la cuenta de todas las mentiras, engaños y vejaciones maquinadas desde la casta política. A pesar de todo esto no espabilamos, ¿qué más tiene que ocurrir para que los ciudadanos nos levantemos y comencemos a ejercer la desobediencia civil? Aguantar todo esto es insoportable.

Emitido el día 6 de marzo, en el programa
"Hoy por hoy", en @SERpalencia