jueves, 19 de abril de 2012

Subterfugios


Ilustración de Manolo Sierra (más información en: http://es.wikipedia.org/wiki/Manuel_Sierra)

Fueron avanzados las horas, los días, las semanas, los meses y vimos como nuestros derechos se iban mermando. Fuimos espectadores pasivos del disparate: ‘No son recortes, son reformas’.

Durante algunos días seguimos pensando, inconscientes, que aquí no estaba pasando lo que había sucedido en Grecia. Pero rascando un poco podríamos apreciar que realmente no era así. Estábamos intervenidos. Rajoy seguía al pie de la letra la hoja de ruta ‘cocinada’ por Bruselas.

La diferencia con Grecia es que era una intervención sigilosa, sin ruidos sin titulares llamativos,… Tenía que ser así, después de haber ganado unas elecciones generales por mayoría absoluta, no quedaría bien, empezar a plagar con titulares negativos la prensa europea e internacional.

En tan solo unas semanas, a golpe de Boletín Oficial, el Estado del Bienestar estaba siendo exterminado, llevándose por delante los derechos de la ciudadanía e incrementando los niveles de pobreza. Apenas quedaban indicios de que nuestro país, había sido capaz de ir construyendo, con mucho esfuerzo, una red de servicios públicos de calidad.

El pasado 16 de abril, el Sr. Wert se reunió con los consejeros de educación de las diferentes Comunidades Autónomas. En este encuentro, el ministro había preparado un ‘menú degustación’, compuesto por una serie de platos, que por segunda vez, se nos volvían a atragantar, por ser de nuevo más recortes en el sistema educativo (Y yo me pregunto, ¿para qué transfirieron las competencias a las Comunidades Autónomas, si después las decisiones las toma el Ministerio?. Va ser, que realmente no las transfirieron. Bueno, no sé).

Aquella tarde, se sirvieron muchos platos, entre otros: ‘Reducción de interinos’, ‘Desaparición de bachilleratos’. Pero el que más me llamo la atención fue: ‘Aumentar la ratio, no reduce la calidad de la enseñanza’, y sinceramente, este plato no se lo come nadie.

Desde aquella tarde no hago más que preguntarme quien ha sido el ‘lumbreras’ que se ha inventado esta barbaridad. No entiendo, y eso que hago esfuerzos, cómo nos quieren hacer creer que el aumento del número de alumnos/as por aula, no afectará a la calidad de la enseñanza.

Parece ser que al ministro se le ha olvidado que vivimos en una sociedad cada vez compleja, donde la realidad social y cultural del alumnado es más heterogénea, con orígenes muy diversos, situaciones familiares distintas, comportamientos dispares, etc,… La aplicación de estas ‘nuevas’ medidas ponen de manifiesto, que para este Gobierno, las personas no son lo más importante.

En tiempos difíciles, la clase política debería enviar mensajes claros y no buscar escapatorias para intentar hacer de la necesidad virtud cuando no hay virtud.

Emitido el día 19 de abril de 2012, en el programa "Hoy por hoy" de la Cadena SER Palencia.