jueves, 24 de abril de 2014

¡Porca miseria!


La Fundación Foessa señala que España es el segundo país de la Unión Europea con el mayor índice de pobreza infantil. En 2012 el riesgo de pobreza estaba en casi nueve puntos por encima de la media europea (29,9%), dato solo superado solo por Rumanía. En relación a esto, el otro día Montoro respondía diciendo que esos datos sobre la pobreza ‘no se corresponden con la realidad’.

Es sorprendente que un miembro del ejecutivo se lo cuestione, cuando la información estadística se ha extraído del INE, en concreto de la Encuesta de Condiciones de Vida 2013 y de Eurostat, dos instituciones que se supone que hacen bien su trabajo.

Para el PP existen determinados aspectos de la realidad que producen escozor. Cómo es posible que hace unas pocas semanas, Montoro cuestionase el trabajo de Cáritas y en octubre de 2010, su partido presentase una Proposición No de Ley en materia de lucha contra la pobreza y en noviembre de ese mismo año, registrase en las Cortes Generales dos interpelaciones urgentes* para conocer las medidas que estaba adoptando el PSOE, ante el rápido incremento de la pobreza en España. Es curioso que en esos documentos, el PP echara mano del informe de la Fundación Foessa para justificar y dar cuerpo a sus propuestas. ¡Menudo resbalón, ministro!

Es lamentable la actitud hipócrita e incoherente de un gobierno que utiliza a su antojo los informes de una institución que desde 1967 analiza y estudia el fenómeno de la pobreza en nuestro país.

Sr. Montoro le ayudaré a ver esa realidad que Ud. no quiere ver. En nuestro país hay niños y niñas que crecen y se desarrollan en contextos de grave vulnerabilidad social, educativa, sanitaria. Situaciones que condicionan e hipotecan radicalmente su presente y su futuro

Con sus comentarios retrata su desinterés por conocer, que uno de cada tres niños y niñas no tienen oportunidades educativas, no se alimentan adecuadamente y no viven en entornos familiares adecuados.

Ministro, con su actitud nos demuestra que le importan un pepino, los niños y las niñas que tienen que vivir el drama de los desahucios. ¿Sabe una cosa? muchos padres se ven obligados a ocupar viviendas donde no hay ni electricidad, ni agua corriente.

Que la pobreza infantil no se situé como uno de los temas prioritarios de las agendas políticas europeas es una inmoralidad y una auténtica vergüenza.

Sr. Montoro, sus políticas de recortes están arrebatando el presente y el futuro, los sueños, los derechos y la dignidad de más de dos millones de niños y niñas. Que Ud. diga que es un demócrata, a mi me produce auténtica repugnancia.

¡Porca miseria! Ministro, ¡porca miseria!


Emitido el día 24 de abril, en el programa
"Hoy por hoy", en @SERpalencia